El juego online contribuye con la ayuda social en Rumanía

No es ningún secreto que el juego online es un negocio que mueve millones de euros en todo el mundo

Publicado en por Juan Ferrerosa

juego onlineEl juego online contribuye con la financiación de la ayuda social en Rumanía

No es ningún secreto que el juego online es un negocio que mueve millones de euros en todo el mundo. Por eso, durante los últimos meses diferentes gobiernos europeos han regulado sus leyes relacionadas con este entretenimiento en línea para sacarle el máximo rendimiento posible imponiendo más impuestos y normativas; como recientemente ha ocurrido en Italia y Suecia y se espera que suceda igual en España en fechas próximas.

El último en subirse al carro de gravar fiscalmente los juegos de casino en Europa ha sido Rumanía con un impuesto cuyo dinero se destinará a ayuda social. Este nuevo impuesto de Rumanía se aplica al volumen de las ganancias obtenidas a través del juego online (como los servicios que ofrecen los casinos online y las casas de apuestas) suponiendo un gravamen del 2% sobre las ganancias mensuales.

El 29 de diciembre de 2018 se publicó en el Boletín Oficial de la Rumanía la Ordenanza de Emergencia del Gobierno 114/2018 que es efectiva desde el 1 de enero de 2019 y se añade a los impuestos que ya están pagando los operadores de casino y casas de apuestas en Rumanía como la tarifa de licencia anual y el impuesto ordinario.

Hasta el año pasado los operadores del juego online, según el Oficiul National Pentru Jocuri de Noroc (el equivalente a la Dirección General de Ordenación del Juego en España), tenían que contribuir al estado con el 16% de sus ganancias debido a los impuestos previamente mencionados. Sin embargo, a partir ahora y cada día 25 del mes comenzando en febrero del 2018, los operadores del juego online en Rumanía también tendrán que pagar este nuevo impuesto del 2% que se destinará a ayudas sociales.

Después de que el gobierno rumano regularizara el juego online en 2015, en la actualidad operan más de 20 casinos online y casas de apuestas en este país europeo. La principal controversia de esa legislación nueva fue que obligó a los operadores a pagar de manera retroactiva desde el 2009 más de 270 millones de euros en impuestos.

Este nuevo impuesto ha sorprendiendo a muchas compañías ya que no fue hasta mediados de diciembre del 2018 cuando se empezó a hablar de un nuevo impuesto. Pero lo realmente asombroso ha sido la rapidez con la que se ha legislado esta normativa nueva.

Recordemos que el gobierno español lleva tiempo trabajando en una nueva legislación sobre el juego online que se prevé verá la luz durante este año que recién acabamos de comenzar. ¿Se tomarán medidas similares a la legislación rumana sobre el juego online?