Trampas

Trampas

No hay historia en un juego de apuestas que esté completa sin mencionar los posibles engaños. Para saber cómo jugar, tienes que saber también cómo hacer trampas. No te equivoques: no recomendamos o aprobamos que hagas trampas, pero sí es importante que sepas cuando te están haciendo trampas a ti.

La única manera de conseguirlo es saber lo mismo que aquéllos que hacen trampas. Dicho ésto, no pretendemos ofrecerte una guía de cómo hacer trampas, sino de cómo conocer todos los aspectos del blackjack.

Nadie sabe cuán común es el hacer trampas, a los malos los cogen pero a los buenos no. En Las Vegas hay libros enteros llenos de fotos de tramposos. Tanto la tecnología moderna de seguridad en los casinos como la integridad a la hora de apostar online han conseguido reducir estas incidencias.

¿Dónde se encuentra la línea roja?

En lo concerniente al black-jack hay una clara diferencia entre estrategia y hacer trampas. El conteo de cartas y la estrategia básica no es ilegal y por tanto no están considerados como un engaño.

Hay formas de utilizar tu propia inteligencia para ganarle a la banca sin utilizar ningún aparato para contar cartas, por lo que técnicamente es legal. Usar aparatos de cálculo, o utilizar una tinta especial para marcar las cartas se considera fuera de los límites.

Aunque el conteo de cartas no está considerado como un timo, muchas salas así lo consideran. Si sospechan que lo estás haciendo, te prohibirán la entrada al recinto. La diferencia es que no te arrestarán ni te enviarán a la cárcel, ya que no hay ninguna estafa en el proceder.

En cambio, si haces movidas fuera de lo legal, puedes acabar en el juzgado. También debes saber que es ilegal el utilizar un aparato o un ordenador como ayuda para mejorar tu juego. Si así lo haces estás cometiendo una estafa y puedes ser arrestado.

Los  engaños más comunes 

Fisgonear
El jugador tiene un socio que está detrás del repartidor y le mira a éste las cartas. Luego el fisgón hace una señal al jugador para que sepa qué cartas tiene la banca y así tener más información a la hora de apostar.

Marcar cartas
Para seguirles la pista a las cartas altas o bajas sin necesidad de contar, el jugador marca las cartas con una tinta especial que sólo él ve con ayuda de unas gafas especiales. Por ejemplo marcará todos los ases para así saber cuando el repartidor tiene un black jack.

Doblar las barajas
Doblar barajas para marcarlas no es una técnica muy efectiva ya que los otros jugadores lo ven.

Cambiar cartas
Consiste en cambiar las recibidas por otras que llevas en la manga. Es muy difícil de hacer aunque algunos magos son muy buenos en ello.

Confabularse con el repartidor
El jugador está confabulado con el repartidor, éste hace como si mezclase el mazo sin hacerlo, o le da señales de cuándo apostar y cuándo no. Este timo es el mejor porque es muy difícil de detectar.

Aparatos de cálculo
Los aparatos de cálculo son utilizados para ayudar en el conteo de cartas. Mientras que los contadores profesionales no necesitan ordenadores, los ineptos sí han intentado utilizarlos. Los ordenadores pueden usarse para enviar señales, normalmente en la suela de los zapatos de los jugadores en el grupo de tramposos sobre cuándo apostar usando la información de otros jugadores en otras mesas dónde hay más ventaja en las cartas del repartidor.

¡Cuidado tramposos!
Las salas de apuestas tienen gran variedad de métodos para detectar a los tramposos. Su arma más poderosa es la video vigilancia; tienen una cámara en cada mesa y programas sofisticados de ordenador que siguen la pista a las cartas del repartidor y a las tuyas.

Cuando el computador nota algo fuera de lo normal, el supervisor de las mesas irá a hacerte una visita. Si te cogen haciendo alguna movida fuera de lugar, en el mejor de los casos te prohibirán la entrada  y perderás todas tus ganancias, en el peor de los casos la policía te arrestará y puedes acabar en la cárcel.

Los jugadores no son los únicos que intentan hacer trampas, a veces hay empresas sin escrúpulos que también lo intentan. 

 

Deja Tu comentario

Enviar comentario
  • Noah Nadie es mejor que noah