Reglas

Reglas del BlackJack

El 21 es un juego increíblemente popular hoy en día. Parece ser que ha sufrido un resurgimiento desde la aparición de los sitios de internet en los años 90.

Este juego está en cada sala de juego online en activo con muy pocas excepciones, pero si quieres unirte a los millones de personas en todo el mundo que lo juegan a diario, entonces deberás aprender las reglas de blackjack, lo que no es tan pesado como suena porque no son muy complicadas.

De hecho puedes aprender en menos de 10 minutos. Están explicadas aquí abajo, por lo que sigue leyendo y aprende a jugar correctamente a este juego.

Las leyes básicas


Aprender a jugar parece en teoría muy simple, pero es necesario practicar si quieres llegar a entenderlo a fondo. La premisa básica es que el jugador que tenga una mano que equivalga a 21, o la que se acerque más, gana. Si te pasas de 21 estás descalificado.

El valor de tus cartas


El valor de las cartas es fácil de entender ya que cada carta tiene el mismo valor que le corresponde. Por ejemplo, el dos de diamantes vale 2, el cinco de corazones vale 5 y así sucesivamente.

Las figuras (sotas, reinas y reyes) valen 10. Todos estos valores son fijos, a excepción del As, el cual tiene dos posibles valores; el 1 o 11, dependiendo del total de tu mano. Un As y una figura es la mejor mano posible ya que equivale a 21. Es así de simple.

Cómo se reparten 

Cada jugador en la mesa recibe 2 cartas al empezar , a excepción del repartidor que solo recibe una. Todas las cartas que se reparten al principio se ponen cara arriba para que todos los jugadores puedan verlas.

Cuando los jugadores tienen dos cartas, el repartidor coge su segunda carta y la pone boca abajo.

Esta carta no se destapa hasta que no haya pasado tu turno, lo que significa que ya te habrás plantado (si estás satisfecho con tus cartas y no quieres más) o te habrás retirado (si te has pasado de 21).

Si en las dos primeras rondas recibes una carta de un valor 10 (un 10, una sota, una reina o un rey) y un As, entonces tienes black-jack (21) y automáticamente ganas el 1.5 de tu apuesta.

Pedir, plantarse y ganar


Cuando todas las cartas estén repartidas, deberás escoger entre plantarte con las cartas que tienes o pedir otra para intentar acercarte más a 21. Si decides plantarte, tu mano está ya jugada, si quieres otra carta tendrás que pedirla al repartidor. A partir de aquí cada carta se repartirá de una en una hasta que decidas plantarte.

No existe un límite de cartas siempre y cuando no te pases. Cuando te plantas, el repartidor levanta su carta, la que está baca abajo, y él o ella repite el mismo proceso, aunque es necesario que obtenga más de 17 y mejore tu total para poder ganar. Si tu puntuación gana a la del repartidor o éste se pasa, entonces tú ganas.


Deja Tu comentario

Enviar comentario