Historia del Bingo

Historias del Bingo

No se habla muy a menudo de la historia del bingo, pero aún así es algo que fácilmente podría ayudar a que la gente entendiera el juego y lo mucho que ha progresado en los últimos años. Ha hecho un largo recorrido desde que se jugó por primera vez en siglo XVI. Allá por el año 1530 existía una lotería conocida como Lo Giuoco del Lotto D’Italia. De origen italiano, el bingo ha hecho un largo camino y ha cambiado mucho, siendo su historia fascinante.

El bingo en Europa

Podríamos afirmar que la historia del bingo en Europa se remonta a otros tiempos, por ejemplo, se jugaba en Francia alrededor de 1770 como Le Lotto, así como también en Alemania en el siglo XIX, pero el objetivo era completamente distinto. En lugar de usarse como una lotería o un juego parecido, la historia del bingo nos cuenta que se usaba para enseñar a los niños en clase. Era un modo popular de animarles a aprender historia, matemáticas e idiomas. Respecto a esto último, enseñaba a los niños a deletrear. Su uso como herramienta en una clase parece limitarse a Alemania, pero no se convirtió en el juego que es hoy hasta que se llevó a los Estados Unidos.

El bingo en EE.UU

La historia del bingo señala que el juego llegó a tierras norteamericanas de mano de los italianos en 1929, como parte de una feria ambulante. Al ser un juego de feria, la gente iba, cogía un boleto y se sentaba a marcar los números mientras que el portavoz escogía discos numerados de una caja. Anunciaba los números, los jugadores los señalaban y la palabra “beano” se gritaba cuando el boleto estaba lleno. Era una atracción masiva en las ferias y pronto se convirtió en uno de los juegos más populares, especialmente cuando empezó a usarse para donaciones benéficas.

Desarrollo del bingo

El momento crucial en la historia del bingo llegó cuando empezó a ser comercializado como un juego por parte de Edwin Lowe y Carl Leffler. En los años treinta, ambos crearon una versión fantástica del juego y estaban listos para venderlo en tiendas de juguetes para que todo el mundo que lo desease pudiera tener una copia. Después de esto, se hizo increíblemente famoso en todos los Estados Unidos y pronto empezó a ser una parte integrante de los clubs y los eventos sociales. Hoy en día sigue siendo muy popular en los Estados Unidos pero Gran Bretaña parece haber tomado el relevo de la moda del bingo desde su introducción en el país en los años sesenta.

En los sesenta, el gobierno británico aprobó una ley que iba a cambiar el curso de la historia del bingo, proporcionando un precedente legal para jugar al bingo en salas oficiales. Era solamente para socios, pero establecía un lugar para apostar y ganar dinero para uno mismo, en lugar de para beneficencia. Fueron estos cambios los que allanaron el camino para los que tuvieron lugar con la llegada de internet y las apuestas online. Las salas de bingo online siguen siendo solamente para socios (o miembros), pero hacen que el juego esté disponible para todo el mundo desde la comodidad de su propia casa. Por ello, ¡ha empezado una nueva era en la historia del bingo!

Deja Tu comentario

Enviar comentario